miércoles, 18 de junio de 2008

Corazón de campeón


Ayer mientras miraba el 6to juego de la final de la NBA se me ocurrieron mil y una maneras de como arrancar este post. La idea original era empezar hablando de Paul Pierce, o quizá, de la paliza que se comieron los Lakers o tal vez de la increible temporada de los Celtics (se puede decir que se ganaron el anillo de principio a fin) o también, porque no, de los jugadores que fueron llamados "de relleno" durante la conformación de este equipo.
Lo cierto es que el llanto y los gritos de Garnett al momento de terminar el partido (todavia me estremezco al recordarlo) me han obligado a replantearme como empezar. Emociona ver a KG expresando tan a flor de piel sus sentimientos pero no sorprende, ya que no es mas que un fiel reflejo de la intensidad con la que vive este deporte.
Si bien Pierce fue el MVP de estas finales, KG ha sido el alma del equipo durante toda la temporada, pero no hay que olvidarse de nadie, Ray Allen con su mano prodigiosa (¡como tira ese muchacho por favor!), Rajon Rondo, que no hizo mas que confirmar lo que vimos durante su estadia en Argentina, PJ Brown y Sam Cassell aportando su experiencia, Kendrick Perkins que si no fuera tan tonto sería uno de los pivots mas importantes de la liga y el resto de los jugadores "de relleno", los cuales aportaron cada uno su granito de arena.
Y por supuesto Doc Rivers, un coach que busco motivar a su equipo en todo momento y que le dio una paliza tactica a uno de los mejores de la historia: Phill Jackson.
Pero lo que mas hay que destacar de estos Celtas es la comunion que hubo entre cada integrante del plantel. Los abrazos interminables y sinceros al final del juego mostraban la cara de la intimidad que vivió este plantel a lo largo de toda la temporada. Un equipo que dejo de lado el lucimiento personal y apostó en favor del equipo.
Parrafo final para Paul Pierce, el MVP de estas finales, quien sufrió los peores años de Boston y ahora le toca festejar, un jugador que a la vista no parece un gran atleta, no parece demasiado rapido y no parece un gran tirador, pero que sin tener todas estas cualidades es el jugador mas desequilibrante de este equipo y al que hay que darle la bola en los momentos claves.
Por último quiero plantear algo ¿no son este equipo una versión mejorada de los Spurs? Creo que hay muchas similitudes entre ambos equipos: los dos cimientan sus victorias desde una terrible defensa que se basa mucho en las ayudas, los dos tienen un ataque balanceado que se apoya en sus tres figuras y un plantel en el que puede surgir cualquier jugador, los dos poseen un ataque con un juego de pases constante (muchas veces incluso abusan del mismo) buscando siempre el mejor tiro, ¿Acaso Rondo no aparece como una versión mas madura de Parker? ¿Garnett no es un Duncan mas expresivo? ¿Paul Pierce no se parece a nuestro Manu Ginobili? Creo que la respuesta a todas estas preguntas son afirmativas.
Por todo esto hay que decir: bienvenido el mundo FIBA a la NBA y felicitaciones Boston, un campeón con todas las letras, el basquet y todos los que amamos este deporte te estamos agradecidos.

2 comentarios:

YOGUI dijo...

Aunque mi corazón tiraba un poco mas para los Lakers debo reconocer que Boston fue muy superior.

Y esto tira por tierra a todo lo que se habló antes y durante la temporada, como las críticas a Rondo o decir que el Big Three iba a tener problemas porque nadie quería resignar protagonismo. Rondo, salvo por momentos en que le falto un poco de madurez entendible para su edad, ha sido uno de los 2 o 3 mejores bases de la temporada. Ni Pierce, ni Allen, ni Garnett (quién a mi entender es, hace varios años el mejor jugador de la liga) tuvieron problemas en bajar sus promedios a costa de beneficiar al equipo. En definitiva un justo campeón.

PD: Qué grande Scott Pollard! Cobra millones, tiene un anillo de campeón (cuando hay grandes jugadores que no lo consiguieron) y no jugó ni un minuto. Lo que se dice un verdadero jugador para rellenar el banco...

Lucas dijo...

Creo que todos teniamos dudas al inicio de la temporada con respecto al Big Three y la verdad es que estos jugadores han sido grandes en el sentido de dejar su ego de lado (por eso la comparación con los Spurs)
Asi como Pollard muchos se han retirado con anillos en los dedos sin jugar (¿Delfino tiene uno?), son las reglas del juego, agradezcamos que por lo menos se cortó el pelo jeje.
Gracias por comentar!
Un abrazo!