jueves, 3 de julio de 2008

No más Sonics de Seattle.


Desde la proxima temporada los Sonics de Seatle harán de locales en Oklahoma City y además la franquicia deberá cambiar el nombre ya que el mismo sólo puede utilizarlo en la ciudad que abandonan tras 41 años y en donde­ lograron su único anillo en 1979.
Asi se da por terminado el conflicto entre el propietario de la franquicia, Clay Bennet, y la ciudad de Seattle, divididos por la necesidad de hacer frente a una costosa reconstrucción del KeyArena valorada en 189 millones de euros.

Seattle y los Supersonics mantenían un contrato de arrendamiento hasta 2010 que el gobierno de la ciudad se negó a cancelar, pese a que el estadio (Key Arena) no se encontraba en condiciones de recibir partidos de la NBA. Entonces al decidir cambiar de sede, la justicia le ha condenado a Clay Brnnet a pagar más de 28 millones de euros a Seattle y otros 19 millones si dentro de cinco años la ciudad sigue sin contar con un equipo NBA.

Muchos de mi generación crecimos admirando al equipo de los SuperSonics que estaba integrado por Shawn Kemp y Gary Payton, Sam Perkins (con la dormilona!) y el increiblemente polifuncional Detlef Schrempf.

Por eso es un día mas que triste para mi y muchos mas que crecimos escuchando grunge desde uno de los lugares mas desolados y oscuros de los EE.UU y admirando a esta camada increible de jugadores que sucumbió, como tantos otros, ante la hegemonía de MJ y sus secuaces en la busqueda de un anillo y, en el día de hoy, ante los intereses económicos de la NBA y sus dirigentes.
Acá les dejo un viedo para recordar viejas buenas epocas.

4 comentarios:

iann dijo...

lucas no le van a hacer pagar 28 millones a seattle, se los van a hacer pagar a clay bennet por romper el contrato que terminaba en 2010. igual muy buena
iann

Lucas dijo...

Ya lo corregí Iann, fue un error de redacción. Muchas gracias por el aporte!
Un abrazo!

Say dijo...

Y DALE ELLIS!!
Ese te falto ;)

Lucas dijo...

SIIII!!! Que descuido el mio! Que tirador Dale por favor!!