sábado, 23 de octubre de 2010

En el norte también pasa.

El gran choque de pretemporada, el "clásico de Florida" entre Miami Heat y Orlando Magic, debió ser suspendido -sin reprogramación- debido a la imposibilidad de desplazarse en un resbaladizo campo de juego. ¿Goteras? Nada de eso. El parqué fue colocado sobre una pista de hielo donde se disputó un partido de hockey el pasado jueves, menos de 24 horas antes del partido entre los NBA.
Ambos equipos no quisieron arriesgar el físico de sus jugadores.

2 comentarios:

Sebastián dijo...

Hace tu cancha Hockey amargo! JAJ

Almanzor dijo...

Me parece lamentable que esto ocurra en NBA y en una ciudad como Tampa. Y luego exigen millones de cosas para que en Europa se pueda disfrutar de partidos de exhibición.

Saludos!