miércoles, 1 de septiembre de 2010

Argentina se complica a si mismo pero vence a un combativo Jordania

Argentina consiguió su cuarto triunfo en igual cantidad de presentaciones y continua liderando el Grupo A de cara a la definición de mañana de la fase inicial del Mundial de Turquía.
Como viene siendo habitual a lo largo del torneo, la Selección debió emplearse a fondo ante un rival que a priori se presentaba inferior.
Argentina salió a jugar con mucha intensidad y logró claras ventajas en el inicio. Scola (15 puntos) y Delfino (12) estuvieron imparables siendo los definidores de un buen trabajo colectivo liderado por Prigioni (6 asistencias). También hubo una clara intensión de buscar a Román Gonzalez en el poste bajo y el pivot respondió con buenas acciones individuales (6 puntos y 5 rebotes). El primer cuarto fue 35-19 a favor del equipo de Hernandez.
En el inicio del segundo Argentina sacó la máxima de 20 (46-26) gracias a la puntería de Quinteros (3/4 triples), pero a partir de allí el partido sufriría un quiebre. Jordania desplegó una defensa zonal que sacó de ritmo a la Selección y le quitó espacios a Scola cerca del cesto. Si bien la ventaja al llegar al descanso largo seguía siendo considerable (12), el parcial lo ganaban los asiáticos 18 a 14.
En la reanudación del encuentro Jordania inició con un 3 triples consecutivos para ponerse definitivamente en partido (49-46). Cequeira y Juan Gutierrez tuvieron un buen pasaje y Argentina pudo mantener una ventaja que rondó siempre entre los 5 y 10 puntos. La Selección volvió a caer en este parcial por 16-12, mostrando muchas carencias ofensivas.
En los últimos 10, Argentina manejó la ventaja a favor y se le abrió el aro a distancia (4/9 triples) por lo que Scola tuvo mas libertades bajo el aro (9 puntos, 4/4 dobles). Pero Jordania no se dio por vencido y continuó luchando de la mano de Wright (7) y Abbaas (7) manteniendo el marcador final en vilo. Prigioni definió el cotejo con 4 libres consecutivos (2 por una falta técnica) ampliando la ventaja a 9 a falta de 1 minuto.
La Selección volvió a padecer la ausencia de Oberto y Jasen –debió salir en el primer cuarto con una molestia- y le costó mas de la cuenta ante un rival débil. La defensa extrañó a sus dos máximos exponentes y permitió que Jordania tuviera demasiadas libertades. En ataque se notó una clara tendencia a buscar el pase extra y, aunque a veces resultó contraproducente (Prigioni prácticamente no miró el aro), es una buena señal de volver a las fuentes.
Mañana comienza un nuevo torneo en el partido frente a Serbia que definirá el cruce de octavos. Argentina tendrá una dura prueba para saber si puede mantener la regularidad durante los 40 minutos ante un rival que no le perdonará ningún bajón en la intensidad.

2 comentarios:

costalgaraldals dijo...

Es normal que se 2relajasen" un poco ... seguro que hoy, salen enchufados. Seguir en la sombra, cuando una selección no la tachan de favorita, tiene menos presión.

Almanzor dijo...

Sí señor, un poco en la sombra. Hoy partido clave ante Serbia. Ahí es donde medís vuestro nivel.

Saludos